ballenas.jpg

Nueva Zelanda guarda silencio después de las declaraciones dé su ex primer Ministro acerca de las ballenas, asegurando que el país no está haciendo nada para evitar la caza de las ballenas, haciendo que la cantidad de ballenas en el mundo sea cada vez menor, siempre con la ayuda de Japón, que colabora mucho en la destrucción de las ballenas. Es un caso claro de caza de ballenas a gran escala y por ejemplo Japón tiene la excusa de la ciencia de por medio, una excusa que no es ni mucho menos acertada.

Nueva Zelanda es otro de los destinos que siempre se han relacionado con la caza de ballenas y por desgracia se sigue produciendo una gran cantidad de caza de ballenas a lo largo del año, todo mientras que las autoridades del país no hacen nada por evitarlo. La caza de ballenas también pone en peligro el equilibrio marino y desde luego puede ser un motivo para que el cambio climático se pudiera acelerar. Es desde luego uno de los muchos países que sigue permitiendo la caza de ballenas.

Nueva Zelanda, Japón, Islandia y otros muchos países son los que siguen cazando ballenas en grandes cantidades y el caso claro de Nueva Zelanda hace ver que el negocio de la caza de ballenas sigue adelante y que muchas personas se aprovechan del gran precio que las ballenas alcanzan en el mercado, un mercado que sigue adelante a pesar de todo en Nueva Zelanda, algo sinceramente destructivo para la naturaleza.

Foto|Cavecanem