Hay monumentos que se hacen con un sentido muy concreto y en homenaje a algo o algún suceso importante. Este es el caso del monumento nacional de la guerra en Wellington que es sin duda un homenaje en toda regla a todas esas personas anónimas que perdieron la vida por defender un país y que desde luego merece todo nuestro respeto. Dentro de este monumento se hizo uno para recordar al soldado sin nombre que desde luego es realmente bonito. Desde luego este monumento en recuerdo a las víctimas conforma una atracción turística aunque con todo el respecto que se merece ya que es un lugar muy visitado por los turistas.

soldado.jpg

Además del monumento en cuestión también hay un soldado enterrado desde 2004 que es el monumento que ha os he comentado antes. Es un lugar muy emotivo para visitar y desde luego es uno de los lugares de culto para aquellos que perdieron algún familiar en alguna de las muchas guerras que en la historia se suceden.

En muchos países se hacen este tipo de monumentos recordando a un solado o a un conjunto de soldados que murieron por su país y que lo dieron todo para defenderlo. En este tipo de sitios siempre te encontrarás muchas personas del país y desde luego turistas que se pasan por este lugar tan especial para rendir su pequeño homenaje.