tongariro.jpg

Nueva Zelanda es uno de los países que todavía tiene volcanes inactivos, aunque uno de ellos ha despertado hace algunos días de su largo letargo. Se trata del conocido volcán Tongariro, que hasta ahora llevaba unos 115 años de inactividad y hace algunas semanas despertó de forma repentina. En los últimos años hemos disfrutado con muchas erupciones volcánicas, pero la del volcán Tongariro ha sido realmente especial.

La erupción que ha tenido lugar en este mes de agosto ha sido realmente espectacular, aunque por suerte no tenemos que lamentar heridos debido a que las autoridades actuaron de forma rápida para poder asegurar la zona cercana al volcán. Únicamente se ha visto afectada la actividad aérea con retraso en algunos vuelos durante las dos primeras semanas del mes de agosto, todo a causa de la gran nube de ceniza provocada por la erupción de este volcán en Nueva Zelanda. Posiblemente esta erupción tenga consecuencias positivas debido a que puede ayudar a que muchos turistas se acerquen hasta Nueva Zelanda para disfrutar con las zonas cercanas al volcán que puedan visitar.

Los expertos no esperaban ni mucho menos una erupción por parte de este volcán y esto es algo que dificulta mucho la actuación de los expertos para poder acordonar la zona y hacer que la erupción no suponga un problema para la seguridad de los turistas ni de los ciudadanos. A partir de ahora los vulcanólogos seguro que estarán mucho más atentos a este volcán para ver si es posible que en breve tengamos nuevas erupciones.

Vía | ABC
Foto | Flickr