A la hora de viajar a Nueva Zelanda y cualquier otro país es importante pensar en alojamiento ya que dependiendo de la zona y nuestro presupuesto podremos elegir uno u otro modo. La recomendación de hoy es dejar a un lado los hoteles más o menos lujosos que hacen que no podamos viviar al 100% nuevo viaje en este caso a Nueva Zelanda. Una opción para los que les gusta viajar con la mochila a cuestas es poder alojarse en granjas y casas locales.

alojamiento-nueva-zelanda.jpg

Puede parecer extraño ya que no conocemos de nada a la familia pero la gente de aquí es relamente muy amable y acogedora y trata como sea de satisfacer las necesidades de sus invitados y turistas. No es sólo una costumbre sino es algo que gusta a los habitantes de este país. Sin duda el poder quedarse en una casa privada o granja es una experiencia que nunca se olvida.

Durante tu alojamiento y viaje en este pais te podrán contar muchas historias de la zona, costumbres y secretos del país. Además te recomendarán los lugares más bellos para visitar y la forma de hacerlo. Es una experiencia muy buena y es la forma mejor de poder disfrutar a fondo de un viaje ya que el conocimiento de lugar mediante este tipo de alojamiento es mayor que si fueras con un guía y te quedaras en un hotel.

Durante vuestro alojamiento con una familia de la zona seguro que os tratan como un invitado muy especial además de compartir todas las comodidades de la casa. La comida que sirvan suele estar en el precio que se pacta al principio. Es un tipo de alojamiento que pueden pensar si les gusta ya que les hará vivir una experiencia cultura muy buena y seguro que os queda un recuerdo para toda la vida.